Vino

EL CICLO DE LA VID, DONDE TODO COMIENZA

Según la RAE podemos definir VID como planta vivaz y trepadora de la familia de las Vitáceas, con tronco retorcido, vástagos muy largos, flexibles y nudosos, hojas alternas, pecioladas, grandes y partidas en cinco lóbulos puntiagudos, flores verdosas en racimos, y cuyo fruto es la uva. Originaria de Asia, se cultiva en todas las regiones templadas.

Etimología: Del latín vitis.

La uva, la actriz principal en la elaboración del vino, proviene de la vid. Ésta, a lo largo del año, pasa por diferentes estados y proceso de sucesivos cambios que aportan forma y cualidad al fruto.

El estudio de las fases fenológicas de la vid refleja como suceden el desarrollo y crecimiento de los órganos vegetativos y fructíferos, en íntima relación con las condiciones climáticas y culturales.

REPOSO VEGETATIVO – YEMA INVERNAL

Periodo posterior a la caída de la hoja, en el que la vid no presenta actividad vegetativa aparente. Se llaman yemas invernales porque en estas condiciones resisten a bajas temperaturas.

LLORO

Cuando comienzan a mermar las temperaturas invernales, se dice que la planta «llora» porque empieza a gotear savia por los cortes de poda. Esta es la primera manifestación externa de la actividad de la planta, reanudando su actividad radicular.

YEMA HINCHADA

Las yemas empiezan a hincharse y las escamas exteriores se separan, dejando ver la superficie vellosa, la llamada yema algodonosa.

PUNTA VERDE

El primer brote verde, aparece a medida que la temperatura aumenta, tras la apertura de la yema.

FOLIACIÓN

Durante la apertura de las yemas, aparece la primer hoja abierta, salida del brote. Luego los ápices de las hojas crecen y se expanden, Las primeras hojas aparecen abiertas. Son un órgano fundamental de la planta. Empiezan a diferenciarse las diferentes características varietales.

RACIMOS VISIBLES Y SEPARADOS

En la extremidad del brote comienzan a notarse inflorescencias. Las cuales se alargan y presentan separadas a lo largo del brote.

BOTONES FLORALES SEPARADOS

Racimos florales desarrollados. Es la etapa en la que aparece la forma del racimo.

FLORACIÓN

Quedan al descubierto los órganos de la flor. Maduran los estambres y pistilos.

CUAJADOCRECIMIENTO DE BAYASENVERO

Durante el cuajado caen los estambres marchitos, se engrosan los ovarios fecundados y los nutrientes favorecen el crecimiento de los granos que se asemejan a un guisante. Durante el verano, las bayas perderán su clorofila y cambiaran de color tomando el típico de cada variedad. Una vez finalizado, la planta deja de crecer para dedicarse a la formación del fruto y la semilla.

MADURACIÓN

Los ácidos disminuyen y aumentan los azúcares. Es importante determinar la madurez óptima antes de cosechar.

AGOSTAMIENTO – CAÍDA DE HOJAS

Las hojas comienzan a amarillearse. la planta reduce su respiración y se detiene la transpiración. Las hojas se secan y posteriormente caen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *