Vino

IG: ORIGEN DE UN VINO, PRIMERA PARTE

Seguramente escucharon hablar de “IG” alguna vez, y se preguntaron que son, para que sirven y qué relación tienen con el vino. Bueno para entender un poco de lo que estamos hablando vamos a comenzar por definir algunas designaciones.

El INV categoriza y define las siguientes designaciones como:

Indicación de Procedencia (IP): nombre que identifica un producto originario de un área geográfica menor que el territorio nacional, expresamente definida y reconocida por el INV, teniendo en cuenta limites administrativos y/o políticos de referencia, y podrá usarse en las etiquetas, sólo para los vinos de mesa o vinos regionales.

Indicación Geográfica (IG): nombre que identifica a un producto originario de una región, localidad o área geográfica de producción delimitada del territorio nacional, no mayor que la superficie provincial o zona interprovincial ya reconocida. Solo se justifica cuando determinada calidad u otras características del producto, son atribuibles fundamentalmente a su origen geográfico.

Denominación de Origen Controlada (DOC): nombre que identifica el producto originario de una región, de una localidad o de un área de producción delimitada del territorio nacional, cuyas cualidades o características particulares se deben exclusiva o esencialmente al medio geográfico, abarcando los factores naturales y humanos.

Para determinar el origen de un vino, debemos recurrir a un grupo de factores naturales que determinan su producción, tales como composición y consistencia del subsuelo y del suelo donde la vid encuentra sus nutrientes, el clima durante el desarrollo y crecimiento de la vid y la pendiente y exposición del terreno que actúan sobre la incidencia del sol, que afecta la maduración de la uva.

Las cualidades esenciales del vino, provienen de los atributos del terruño, su ADN, su identidad, las características que distinguen unos vinos de otros, son determinadas por el terruño. La tipicidad del mismo y sus características se potencian debido a la incidencia del hombre y de los medios que utiliza para trabajar la tierra y la vid, se revelan en el producto final, el vino.

En conclusión el objetivo de la I.G. es definir y proteger áreas vitivinícolas que, por la combinación única de suelo, clima y hombre, dan vinos con características únicas e irreproducibles en otro lugar. Son tan importantes para una región, para los intereses de los consumidores y para los productores que logran prestigio en sus productos gracias a su origen, que la Ley Nº 25.163 que protege, reconoce y registra los nombres geográficos argentinos para designar el origen de los vinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *